Ultratrail de la Serra de Montsant-Priorat

 

Aunque no habíamos dejado de ‘runnear’ o hacer salidas por montaña en equipo, no habíamos vuelto a competir en una ultra desde el objetivo de ser finishers de la Ultra del Montblanc (CCC) y eso es hace más de dos años.

El motivo de la vuelta a la competición de largas distancias, no sólo son las ganas de volver a vivir una aventura, o el conocer territorios desconocidos, sino el marcarse un objetivo en un futuro no muy lejano. Y es que el Montblanc tira mucho.

De un día para otro -estas cosas de hacen así-, nos planteamos intentar conseguir los puntos para volver a la Ultra del Montblanc. Así que en una semana, tras estudiar el calendario hasta el final del 2017, decidimos apuntarnos a la ultra del Montsant-Priorat. Hace cuatro años hicimos con los mismos organizadores la Ultra Costa Dorada, que pasa por una zona próxima, así que, casi sin preparación pero con ganas, nos apuntamos sin pensarlo mucho. Estas cosas se hacen sin meditar, si no te entran dudas y no te apuntas.

De los cinco gargameles que al final fuimos a la Ultra del Montblanc, sólo dos decidimos apuntarnos -esperamos que se vaya apuntando alguno más-.

La ultra del Montsant-Priorat se planteaba como una ultra de 100 kilómetros con 4.000 positivos que debíamos completar en 24 horas. Sin contratiempos de carrera tanto Sònia como un servidor lo queríamos intentar y llevarnos los 5 puntos.

Perfil de la ultra

imagen ultra.jpg

 

Tras los preparativos previos y un pequeño análisis de la carrera, a las 5:30 de la mañana salimos de Barcelona rumbo Cornudella de Montsant.

Tras dos horas de viaje en coche, sobre las 7:30 de la mañana, estábamos en el ayuntamiento del pueblo recogiendo el dorsal.

montsant recogida dorsal

Tras recoger la bolsa, el cafecito de rigor previo a la salida y cómo no, el control del material. Tras pasar el filtro y esperar con el resto de los participantes, que para la ultra no llegábamos a 150 corredores, sobre las 8:30 cerraron el control.

Charlamos con varios compañeros de carrera, que nos informaron de que la ultra al final era de 106 kilómetros. Seis kilómetros más de los esperados y encima con 30 minutos menos de tiempo de corte en cada paso. Si ya pintaba gris, con la poca preparación que llevábamos, tanto física como mental, con más distancia y menos tiempo para recorrerla pintaba negro.

 

No nos íbamos a rendir antes de tiempo, así que había que probar y por lo menos intentarlo.

La salida era a las 8:30, pero se demoró 15 minutos mientras acababan de cerrar el control de material, dar la charla (briefing) de carrera y un homenaje en forma de canción a Neus Miró, directora del Parc Natural del Montsant por donde pasa la prueba.

IMG-20171022-WA0003 (1)

Tras la salida inicial por las calles del pueblo, seguimos por un camino pedregoso rumbo al municipio de la Albarca. No nos cegamos en el ritmo de carrera y íbamos en el furgón de cola. Tras pasar el control de la Albarca, iniciamos un sendero de subida que trascurría por un desfiladero, con bonitas vistas de la zona.

uldemolins

La subida no era muy larga, pero ya comprobamos que haría más calor de lo esperado, así que sin incrementar el ritmo empezamos a pasar a algún corredor que empezaba a pagar los efectos de salir demasiado rápido.

Tras coronar el Pi de la Carabasseta, iniciamos un largo sendero de bajada hacia Ulldemolins, con un ritmo alegre de bajada, vigilando no resbalar con el barro y el agua acumulada de las lluvias de los días anteriores.

Antes de llegar a Uldemolins se nos unió un corredor bastante tocado de piernas, Jordi, con quien llegamos al control. Tras un breve avituallamiento, salimos rumbo a la ermita de Sant Antoni. Tramo sin apenas pendientes de subida o bajadas muy pronunciadas, pero atravesando prados muy enfangados, donde conseguimos acabar con el calzado lleno de barro y con más peso en los pies. Además del barro, la acumulación de agua en las rieras que pasábamos nos obligó a mojarnos, pero también nos permitió quitarnos el barro del calzado.

 

Pasamos la ermita de Sant Antoni sin problemas, disfrutando del bonito paisaje rocoso del pantano de Margalef, hasta el pueblo del mismo nombre donde estaba el control de los 40 kilómetros.margalef 1

margalef 2

Llegamos a Margalef con ambiente festivo en el control. Aprovechamos el avituallamiento bien surtido para comer un plato de pasta y algún dulce, y reanudar la macha en apenas 15 minutos.

En el kilómetro 40 ¿hacíamos buena cara, no?

IMG-20171022-WA0000

Sabíamos que teníamos que hacer paradas muy cortas para poder pasar los cortes de carrera. El objetivo era pasar el corte de los 60 kilómetros en Cabacès, que creíamos que era a las 20:30 h. Si pasábamos el control de los 60 kilómetros nos podríamos relajar, ya que los tiempos de paso hasta los demás controles eran más largos.

Hasta llegar a Cabacès fuimos a un ritmo vivo, trotando en las bajadas y subiendo a un ritmo vivo, donde adelantábamos a más corredores. Sin embargo, tuvimos un par de despistes que nos hicieron equivocarnos en algunos desvíos. Como comentamos con otros corredores que también se equivocaron, encontramos bastantes desvíos mal señalizados (donde dudabas hacia dónde tirar).

Tras coronar la Ermita de Sant Salvador, se iniciaba una corta pero dura ascensión de unos 2 kilómetros. Acabada la subida, ya sólo quedaban 7 kilómetros de bajada hacia el control de Cabacès: con un trote ligero veíamos factible llegar antes del cierre del control. En este tramo superamos a bastantes corredores, muchos tocados de piernas, o simplemente muy fatigados, que se resignaban a abandonar en Cabacès. Uno de ellos nos indicó que no pasaríamos el corte, ya que el cierre era a las 20:00 h, media hora antes de lo previsto. No lo dimos por cierto hasta preguntar a varios corredores más para confirmarlo. Tocaba apretar en compañía de dos corredores de Lleida (Xavi y Joan) con los que nos habíamos juntado en la ascensión a la Ermita de Sant Salvador.

Había que intentarlo. Así que incrementamos el ritmo y a las 19:55 h estábamos en el centro cívico de Cabacès, donde el corredor escoba nos comunicó que teníamos sólo 10 minutos para salir.

Vamos, que rápidamente cargamos agua, picoteamos algo y, sin tiempo para comer más, salimos del control junto a unos corredores del DuoFitness Ripollet, muy animados, con los que pasamos unos momentos de risas.

¡Felicidades, chicos, por el carrerón!

Sin apenas poder descansar y, lo que es más importante, reponer fuerzas, aún nos quedaban más de 50 kilómetros de carrera, con varios tramos de fuerte pendiente, entre ellos la Serra Major.

Con el miedo de que nos pudiera coger el corredor escoba y se nos acabara la aventura, fuimos trotando en los momentos en que el desnivel era favorable, aunque al ser de noche y con el agravante de que algunos tramos transcurrían entre bosque, había que estar atentos al terreno.

El siguiente control estaba en la Vilella Alta, después de atravesar los pueblos de la Figuera y la Vilella Baixa, y varios campos de viñas. En la Vilella Alta pasamos sin parar en el control del kilómetro 76, para poder ir más relajados en el tramo final y llegar al control de Escaladei con tiempo suficiente para descansar y poder reponer fuerzas tranquilamente.

De la Vilella Baixa hasta Escaladei había apenas seis kilómetros de subida por un sendero bastante pronunciado y abrupto. En poco más de una hora cruzábamos el deshabitado pueblo de Escaladei hasta el control ubicado en el centro cívico. Allí nos volvimos a juntar con el grupo de Due Sports Ripollet.

Gracias a los voluntarios, pudimos disfrutar de varios bikinis calientes (sándwiches de jamón y queso fundido) y de un servicio de masaje que nos sentó de gloria para relajar las piernas, ya bastante cargadas de kilómetros.

Habíamos conseguido recuperar una hora respecto del tiempo de corte, así que pudimos relajarnos en el control de Escaladei y descansar 20 minutos para afrontar con fuerzas los 12 kilómetros de fuerte pendiente (650 positivos) hasta la cima de la Serra Major. Al final fueron 20 minutos de relax que sirvieron para descansar cuerpo y mente con la sensación de que íbamos a conseguir el objetivo final.

La ascensión a la Serra Major tenía el inconveniente de que un tramo pasaba por el tramo del Grau de l’escletxa, unos pasos verticales que transcurren por el medio de la roca, por lo que es necesario tirar de brazos y ayudarse de cuerdas puestas estratégicamente.

Tramo de entrada al Grau de l’escletxa (imagen del blog del Toni Planes).

 

Lástima que la noche nos impidió admirar el camino de ascensión a la Serra Major, por en medio de las rocas. El tramo es muy técnico y complicado, pero muy bonito. La organización puso iluminación fluorescente en los tramos más peligrosos y un par de voluntarios para indicar el camino y la forma de subir más adecuada.

La ascensión no tenía fin y al cansancio se sumaba el aire frío que hacia en la cima. Este tramo de ascensión se nos hizo eterno y las horas sin dormir empezaron a pasar factura; había ganas de coronar la Serra Major y encarar los últimos kilómetros de bajada hasta la meta.

La coronamos sobre las cinco de la mañana, afrontando un tramo de bajada muy técnico, de unos 4 kilómetros hasta el control de La Morera del Montsant. Ya con el amanecer llegamos al último control, donde paramos apenas 10 minutos. Lo suficiente para comer algo, cargar agua y hacer los últimos 12 kilómetros con fuerzas. Fue un tramo final de toboganes, con continuas subidas y bajadas, donde a 5 kilómetros de la meta tuvimos un despiste y nos desviamos del camino. Así que tocó dar marcha atrás y encontrar las señales correctas.

Tras 23 horas llegamos a Cornuella de Montsant, sobre las 7:00 h, con los vecinos aún durmiendo, así que la llegada fue solitaria y triste en lo que se refiere al ambiente, pero feliz en lo personal.

Otra aventura conseguida y, cómo no, otra medalla en el currículum de trail runner. Pese a la poca preparación física, se confirma la teoría de que para las largas distancias se imponen las ganas, la preparación mental y también la experiencia.

¡Un placer compartir kilómetros y risas con Sònia !

Próxima aventura Ultratrail Montnegre corredor 

Animaros gargameles!!!!

 

Anuncios

Dos años del Objetivo cumplido: #Finishers de la #CCC #ultratrail #Montblanc

“Crónica de nuestra participación en la Ultratrail del Montblanc 2015 (dos años después)”.

Pues sí, hace ya dos años que teníamos pendiente la publicación de la crónica de nuestra participación en la cita del trail más importante del mundo. Los motivos del retraso: primero fue la recopilación del material y la voluntad de describir con detalle todos los momentos de la carrera, y después, con el paso del tiempo, la falta de éste último. Y es que, como cuando uno se apunta a un evento, o se hace en caliente o se va dejando. Y al final, el relato sale a la luz tal y como se redactó hace ya casi dos años. 

Desde este evento hemos seguido participando en alguna carrera y algún entreno, pero no con la motivación y la preparación de la Utratrail del Montblanc.” 

¡Aquí va!

Alegría de haber podido acabar esta gran aventura que ha sido competir y prepararse la Ultratrail del Montblanc (#CCC).

Los años de preparación y sobre todo estos últimos meses han dado su fruto: conseguir completar el sueño de ser finishers.

Este triunfo no sólo ha sido para los cinco protagonistas que fuimos al Montblanc, sino de tod@s los ‘gargameles’ que nos han acompañado en los entrenamientos y competiciones de estos últimos años, en los que cambiamos el asfalto por la montaña. Merecen mención especial las familias que acudieron a vivir con nosotros esta aventura alpina, así los dos compañeros que al final, por diferentes motivos, no pudieron estar con nosotros en la salida.

No me voy a extender mucho en esta crónica, porque aún así me dejaría la mayoría de anécdotas, experiencias, aventuras y un montón de cosas que dieron las más de 25 horas que tardamos en completar los 103 kilómetros de carrera por los Alpes. Así que dejo constancia en imágenes y comentarios a través de un pequeño resumen de la #CCC.

Chamonix, centro del esquí en Europa y, cómo no, las carreras de montaña

Llegamos a Chamonix unos días previos a la carrera con nuestras familias para aprovechar y conocer algunos lugares de la cordillera del Montblanc. ¡Espectacular paisaje alpino! Visita a la feria del corredor y recogida del dorsal, donde nos hacen un control aleatorio del material obligatorio. Nunca habíamos llevado tanto material obligatorio en carrera, y no sabíamos cómo iba responder nuestra espalda al incremento de peso.

 

Recogemos dorsal y pasamos el control material sin problema, bueno el amigo Angel casi se queda en tierra y llegó por los pelos al control y recogida del dorsal.

El cansancio de hacer turismo por la zona, y los nervios habituales de carrera hicieron mella en nuestros cuerpos y todos llegábamos con dudas de si cumpliríamos el objetivo.

Perfil de la Carrera 

“Empieza la aventura”

Salida de Courmayeur (el lado italiano de los Alpes), en el vagón de cola, lo que nos hizo perder tiempo en la salida pero vivir el ambientazo de carrera por las calles de la ciudad.

Foto previa a la salida

Salida desde Courmayer

Video de la salida 

 

Poco duraría el llano, ya que la primera subida eran casi 1.500 metros de desnivel positivo que nos conducía a la Tete de la Trounche. Coronamos sin problema e iniciamos un vertiginoso descenso hacia el Refugi Bertone, donde nos volvemos a agrupar y  hacemos un parón para recargar líquido y comer alguna cosa. El calor empieza a hacer mella y es que la temperatura durante la carrera fue bastante alta.

Fotos de la Larga y dura subida a la Tete de la Trounche

 

El siguiente objetivo es llegar al famoso refugio Bonatti por una ruta bastante plana y con pequeños repechos. El calor empieza a apretar y es de agradecer el poderse refrescar en los riachuelos y torrentes de agua que bajaban por las montañas.

Llegamos al refugio Bonatti, algunos con bastante sufrimiento, y es que la primera dura subida pasa factura a más de un gargamel. El siguiente tramo es un descenso de 5 kilómetros hasta Arnuva, donde llegamos 30 minutos antes de que cerraran el control. Nos relajamos bastante en la bajada y a escasos 2 kilómetros tenemos que apretar porque no vamos a permitir que nos corten a las primeras de cambio.

Ya en el control de Arnuva -seguimos en Italia- reponemos fuerzas en un surtido control. Diferentes tipos de quesos, sin duda lo mejor de los avituallamientos.

Iniciamos el camino hacia otra de las duras ascensiones de la #CCC: el Gran Col de Ferret, otros casi 1.000 metros de subida, con el inconveniente de la hora (5 de la tarde) y mucho calor. Subida por un sendero de montañas en zig zag, donde empiezan a hacer mella los kilómetros y sobre todo el calor en los corredores. Muchos corredores tumbados deshidratados o mareados por las altas temperaturas, otros se dan la media vuelta en dirección al control de Arnuva para abandonar la prueba.

“Dura subida al Col de Ferret”

Es en este tramo que cada gargamel coge su ritmo y todos acabamos por separarnos. Una vez coronado el Gran Col de Ferret hay unos 10 kilómetros de un rápido descenso hacia el control de la Peule ya en Suiza. Es en la Peule (km 42) donde nos volvemos a juntar los cinco después de un largo avituallamiento de más de una hora, mientras nos vamos reagrupando nuevamente.

Avituallamientos completísimos, donde, pese a lo concurridos que son, no hay problema para recargar los bidones y bolsas de agua.

Disfrutando de los surtidos avitullamientos

 

En territorio suizo nos coge la noche, una lástima porque no podemos apreciar  la belleza de las praderas y los pueblecitos que vamos atravesando. Hasta el siguiente control nos separan 14 kilómetros, la mayoría de descenso, y sólo 2 kilómetros de subida final hasta el pueblo de Champex-Lac (kilómetro 56), donde nos está esperando la familia.

Durante el trayecto hacia el control de Champex-lac tenemos que dar agua a una corredora japonesa, que estaba sufriendo una pájara. Sin agua y con síntomas de agotamiento no para de hacernos reverencias cuando le damos el agua y le aconsejamos que no siga y espere a algún compañero suyo que viene detrás.

Ya anochece y se hace necesario sacar los frontales. Una lástima que este tramo por un impresionante valle verde lo pasemos de noche, ya que apenas podemos ver el paisaje. Este tramo trascurre por estrechas pistas, bastante sinuosas, pero con la mayoría de kilómetros en bajada.

Atravesamos varios pequeños pueblos suizos antes de iniciar otra ascensión final hasta el control  de Champex-lec, donde nos están esperando familia y amigos. Alguno va corto de agua y suerte que en cada pueblo hay más de una fuente donde refrescarse o cargar los bidones.

Pese a la noche, en alguno de los pueblos que pasamos hay familias animando a los corredores e incluso, en el último antes de llegar a Champex-lec, un avituallamiento improvisado donde degustar café o alguna otra bebida.

Antes de llegar, toca afrontar una nueva ascensión, esta vez no muy prolongada, pero suficiente para limar aún más las fuerzas y más sufriendo por las familias que llevan horas esperándonos en Champex-lac.

“Control de Champex-lac”

Por fin llegamos al pueblo y al principal avituallamiento, donde no falta ni un detalle. Avituallamiento largo para estar con caras conocidas, que no cesan de darnos ánimos y estar con nosotros. Algo más de 30 minutos de descanso y nuevamente en marcha, hacia el siguiente control (Treien), del que nos separan algo más de 17 kilómetros.

Foto en el control de Champex-lec

“Larga subida hasta Treien”

Duro tramo el que nos conduce a Treien, no por los 17 kilómetros, sino porque el 80% son en subida y nuevamente rozando los 2.000 positivos, en una ascensión al pico de la Glete, muy duro en su tramo final. Durante la ascensión a la Glete, tenemos el placer de compartir algún kilómetro con un equipo belga que están compitiendo en la PTL (300 km). Ya llevan unos cuantos días y más de 200 kilómetros de competición. Unos cracks!!

Dura ascensión a la Glete, donde en el tramo final hay que incluso ayudarse de las manos. Poco antes de llegar al final de la ascensión a la Glete, nos encontramos a otro corredor japonés, en este caso, con un tobillo dolorido. Un poco de Radio Salil, que es mano de santo, y nuevamente en marcha.

Ya en la cumbre de la Glete, nos esperan unos kilómetros de bajada hasta el control de Treien. Bajada rápida, aunque las piernas ya no están para muchas alegrías, las ganas de poder llegar al antepenúltimo control nos hace avivar el ritmo y llegar todos juntos a Treien.

Caldito calentito, que de madrugada es lo que mejor entra en el cuerpo, un poco de queso suizo con pan y nuevamente en marcha hacia Vallorcine. Desde el pueblo se ven perfectamente las luces de los frontales subiendo por la montaña de la Catogne, la penúltima ascensión, en este caso con 800 metros de desnivel positivo. En esta ocasión, pese al desnivel, el camino no es tan técnico en comparación con la última ascensión que nos queda.

“Llegada al Vallorcine”

Una vez coronada la Glete, ya sólo nos falta bajar hacia Vallorcine, último pueblo suizo, antes de entrar en Francia. Es en esta bajada cuando Sonia, Santi y yo nos distanciamos bastante de Ángel y Sergio. Nos relajamos bastante y no nos damos cuenta de que estamos en el límite de tiempo del corte de Vallorcine. Menos mal que poco antes de llegar, un amigo nos viene al encuentro y nos informa de que estamos en el límite de tiempo.

Empiezan los nervios de que no vamos a llegar al corte de les Tete aux vents, último control antes de iniciar los 6 kilómteros de bajada hacia Chamonix. Aquí se rompe la coalición y la dura subida a la Tete aux vents la hacemos cada uno a nuestro ritmo. Ya son casi 24 horas de carrera y las fuerzas están al límite, pero en el fondo sabemos que el objetivo está cumplido y seremos finishers del Montblanc.

Coll de la Tête aux vents

“Última Ascensión final a la Tete aux Vents”

Llegamos al control de la Tete aux vents, en plena pista de esquí, donde ya sólo nos quedan unos 6 kilómetros de bajada por pista. Aquí volvemos a juntarnos Sonia y yo, pero no Santi, del que no tenemos noticia a pesar de esperarlo 15 minutos en el último control. A 30 minutos de cerrar la meta, tomamos la pista en zig zag.

No sé de dónde sacamos las fuerzas, pero los 6 kilómetros de descenso los hacemos casi al sprint, por miedo a no entrar en meta, con varios tropiezos y chutes a las piedras de unas piernas muy castigadas.

A nuestra llegada todo son aplausos y bravos que te llenan de una emoción indescriptible. Entrada triunfal con la familia acompañándonos al trote en los metros finales.

Objetivo cumplido: “Finishers Ultratrail del Montblanc”.

 

Foto con las familias que nos acompañaron en esta gran aventura

 

¡El trabajo ya está hecho! a la espera del gran día: Ultratrail del Montblanc

Ya nos quedan menos de tres semanas para afrontar el gran reto de la temporada: la CCC del Montblanc.

Varios meses de duros entrenamientos, no tantos como nos hubieran gustado, pero las responsabilidades familiares y laborales son lo primero.

La mayoría de nosotros, a excepción de Sònia, que compitió con mucho éxito en la Ultratrail Bastions, llegamos con poca competición. Esto puede ser bueno o malo,  ya veremos el día de la Ultratrail del Montblanc como responde el cuerpo y la mente.

Este mes de julio hemos realizado varios largos entrenos  con el objetivo de trabajar la resistencia y acostumbrar al cuerpo al sobre esfuerzo que le daremos en los alpes.

utmb blog

II ultratrail nocturna Canyelles/Montserrat

Todo un clásico para los running gargamel, ya que es el segundo años que lo realizábamos. En esta ocasión acudimos al evento Santi, Ángel y Guillermo, repitiendo circuito y tiempo: 11 horas y 60 kilómetros.

IMG_20150710_210143

Ya  conocíamos el camino al hacerlo el año pasado, pero tuvimos varios obstáculos que superar. el más importante la dificultad de pasar por el GR a su paso por la urbanización Oásis. Arboles caídos y la presencia de mucho arbusto nos hizo tener que gatear en mas de una ocasión y salir con alguna herida de guerra.

santi IMG-20150711-WA0001

Subida al Puigmal desde Queralbs 

La ultratrail del Montblanc discurre por alta montaña, así que tocaba trabajar la altitud. Teníamos pendiente subir al Puigmal y aprovechamos el ultimo sábado de junio para hacer un entreno por la Vall de Núria.

Madrugón y subida desde Queralbs hasta Núria, donde empezaba la verdadera dureza del entreno. subir al Puigmal (2.909 metros). Una subida dura pero muy bonita de hacer, con unas magníficas vistas.  Magnífico día para hacer la ascensión al Puigmal.

IMG_20150627_075142 IMG_20150627_082204

En la cumbre decidimos bajar por Fontalba para variar el entreno, aunque el tramo final es por carretera y se hace muy pesado. Al final 28 km de entrenamiento con más de 2000 positivos.

IMG_20150627_114025

Bajada desde el Puigmal a Fontalba

IMG_20150627_114036

Entreno en Cavalls del Vent

Cavalls de Vent es un itinerario de alta montaña muy conocido por los gargameles, ya que el año pasado ya lo hicimos dos veces: en verano como entreno para la ultrapirineus y en nuestra participación en ese evento.. Aunque el plan original era realizar todo el recorrido (unos 80 km con más de 5.000 metros positivos), en esta ocasión no pudimos contactar con nuestro amigo Antonio para que nos hiciera de asistencia.

Al final decidimos realizar dos tramos de ida y vuelta de los mas duros del recorrido: del Rebost al Niu de l’Àliga i del Rebost a Sant Jordi. Nos lo tomamos con mucha calma, ya que la idea era realizar un entrenamiento prolongado.

Siempre que hemos realizado el tramo del Rebost al Niu de l’aliga nos han acompañado condiciones meteorológicas adversas en esta ocasión bastante niebla.

IMG_20150725_111453 IMG_20150725_104550

Concluimos el entrenamiento en 13 horas con 40 kilómetros y cerca de 3.000 positivos.

IMG_20150725_073811

De Collbató a Sant Jeroni pasando por Monserrat 

El último entrenamiento de montaña lo realizamos a finales de julio con la subida a Sant Jeroni desde Collbató. Un tramo que teníamos pendiente y con muchas ganas de conocer.

En esta ocasión no madrugamos en exceso y después de un café en Collbató salimos rumbo a Montserrat sobre las 8 de la mañana con una niebla que nos acompañó hasta bien entrada la mañana.

En la ascensión por Monserrat decidimos subir por un camino distinto que el que hemos realizado en la ultra Canyelles Montserrat. Un tramo un poco más largo pero con una mejores vista de la cadena montañosa.

IMG_20150801_074130

Tras una corta parada en Montserrat, iniciamos el ascenso a Sant Jeroni, un tramo inicial bastante duro por el tramo de escaleras. Durante el trayecto nos encontramos con el Abuelo Runner, con el que estuvimos charlando un buen rato.

IMG_20150801_092101

Tras subir hasta Sant Jeroni tomamos un camino distinto para llegar a Collbato, por un Gr con una bajada con mucha piedra. Al final nos salieron 26 kilómetros y cerca de 2000 positivos.

Próxima parada la cuna del ultrafondo: Los Alpes. El Montblanc nos espera….

utmb blog

Trail Emmona 2015

Pues repetimos participación en Emmona. Este año sin embargo aumentaron distancia: lo que el año pasado era un poco mas de una maratón de montaña, este año se convertía en un trail de 67 km y 5.200 metros de desnivel positivo.

Los motivos principales de repetir fue la espectacularidad de los paisajes de alta montaña por donde transcurre Emmona, con unos subidas a picos que rozan los 3.000 metros de desnivel, como la impresionante subida a Bastiments. Otro motivo era hacer una carrera que nos permitiera seguir con nuestros progresos en alta montaña con miras a llegar con los deberes hechos a la Ultratrail del Montblanc.

Este año, la organización había apostado muy fuerte con una Gran ultra de más de 160 km que sin duda se convertiría en una de las carreras más duras de alta montaña de España.

Dado el gran despliegue organizativo y la gran cantidad de corredores,  había mejorado la recogida de dorsales. En esta edición permitían la recogida el mismo día de la carrera, así que nos ahorramos tener que ir el día anterior y pasar una noche fuera de casa.

La vigilia antes de la carrera tocaba acostarse pronto ya que habíamos quedado a las 4’15 de la mañana para salir rumbo a Sant Joan de las Abadessas. Al final sólo acudimos a la trail 3 de los 4 gargameles apuntados (Carles, Angel y Guillermo..). Antes de  las 6 de la mañana ya estábamos en Sant Joan recogiendo el dorsal y poniéndonos un tatoo del perfil de la carrera.

Foto del tattoo con el dedo, puesto en un lugar donde se produjo  un suceso que cambió la carrera. Pero no adelanto acontecimientos.

IMG_20150613_171513Tomamos el café de rigor, por partida doble, y después de dejar mochila para recogerla en Planoles, lugar de llegada, nos dirigimos a la salida.

Como era de esperar, por las malas previsiones meteorológicas, en la salida había menos corredores de los esperados.

Vídeo de la salida de la Trail Emmona 2015

Primeros kilómetros tranquilos, sin prisas, ya que sabemos que no tardará en empezar a complicarse el terreno y la pendiente.

Parece que el buen tiempo nos acompaña, y aunque el sol no hace acto de presencia, la temperatura es la idónea.

El primer gran obstáculo es el Pic d’estela con 2013 metros de altitud y un tramo final de subida bastante empinado, donde en algunos tramos había que levantar los pies y utilizar las manos.

Separados a pocos metros llegamos juntos a la cima donde las nubes nos hacían de colchón.

IMG_20150613_090649

Nada más coronar el Pic d’Estela nos esperaba la famosa bajada de los quesos, nombre que recibe de la famosa carrera inglesa donde en una gran pendiente los participantes intentan recoger el queso que cae rodando.

Festival del Queso                                                            Bajada del Pic d’Estela

queso rodante

BAJADA PARDINAS

 

 

 

 

 

Superamos la empinada bajada que conduce a la pista que lleva al pueblo de Pardines, no sin dar varias veces con el culo en la hierva. Ya en la pista, aceleramos el ritmo para ganar tiempo rumbo al pueblo de pardines, cruce de caminos y gr’s de montaña.

La idea era parar poco, pero nos encontramos con un avituallamiento muy pobre, donde dos voluntarias no daban abasto para satisfacer la demanda de los que allí nos concentramos. Más de 10 minutos de espera para poder hacerse con un par de sándwiches, y suerte tuvimos de pillar los últimos.

Esperamos a Carles y  reanudamos la marcha los 3 juntos. A los pocos metros ya iniciamos la siguiente subida que culmina en la cima del Balandrú a 2585 metros. Subida exigente y muy dura, parte de la cual ya habíamos realizado la edición pasada de Emmona.

Durante la larga y dura subida al Balandrú, des de Pardinas, cada Gargamel impone su ritmo y los tres empezamos a distanciarnos. Empezamos a superar corredores, la mayoría de la ultra, que habían salido 1 hora antes. Entre ellos el amigo Wilfredo.

IMG_20150613_120556

La temperatura descendía a medida que ascendíamos hacia el Balandrú, y pese a la ausencia de viento, la niebla y la amenaza de lluvia  empezaba a hacer acto de presencia.


Una vez coronado el Balandrú, menos de 1 kilómetro de bajada hasta el control del Coll dels tres Pics, donde ya el frío y sobretodo el viento empezaba a castigar a los corredores más fatigados de la dureza de la subida al Balandrú. Alguno abandono entre los corredores. La  gran mayoría de corredores hacían una corta parada, para  rellenar depósitos y sobretodo abrigarse con el Goro-tex, guantes y resto de indumentaria para superar la bajada de temperatura por el fuerte aire que hacía. El fuerte viento no nos abandonaría hasta el avituallamiento de Vallter 2000.

Corta, pero dura subida al pic de Fonlletera (2.575 metros), y poco  les Borregues (2.675 metros) donde una vez coronado nos esperaba una larga bajada hasta la estación de Valter 2000.

IMG_20150613_130354

Agradable bajada, a excepción de un tramo muy técnico por la gran cantidad de piedra acumulada. Magníficas vistas, con el coll de la Marrrana a nuestra derecha y los picos de Bastiments y l’Infern al fondo.

En la bajada hacía el control de Vallter 2000 la niebla va aumentando y a pocos kilómetros del control empieza a hacer acto de presencia la lluvia.

El primero en llegar al control de Vallter 2000 es Guillermo, y a los 15 minutos llegaría Ángel, cuando el granizo hace acto de presencia y nos anuncian que la carrera se ha neutralizado  a la espera que cese la tormenta.

Todos los corredores esperamos reponiendo fuerzas, comiendo y bebiendo, que en este control era muy amplio y variado. Empiezan a bajar los corredores, a los que el granizo a cogido en plena subida a Bastiments.

Ha pasado más de 45 minutos desde que se ha neutralizado la carrera y esperamos la llegada de Carles. El granizo no cesa y se nos anuncia que la prueba se ha neutralizado la prueba definitivamente. Al poco aparece Carles a quien el granizo y la niebla le ha cogido en plena bajada del Pic de les Borregues.

IMG_20150613_145747

En caliente, la mayoría de corredores que estábamos neutralizados en Vallter 2000 esperábamos poder continuar, al menos por una ruta alternativa. Sin embargo, la organización decidió neutralizar definitivamente la prueba y trasladarnos en autocares a Sant Joan. Poco menos de 1 hora tardaron en trasladarnos, aunque mucho más fue lo que tuvimos que esperar para recuperar la bolsa que habíamos dejado en Planoles, donde finalizaba la prueba.

Larga espera en Sant Joan, casi dos horas, para que llegara la bolsa del corredor,  y cuando llegó, sin 2 de las bolsas. Tuvimos suerte que la única que llegó, llevaba las llaves del coche. Al final, no tuvimos más remedio que coger el coche e ir a buscar a Planoles las bolsas que faltaban.

Al final los 66 kilómetros y ,más de 4000 metros de desnivel positivo se redujeron a 39 km y 3000 positivos,

IMG_20150613_171513

A  medida que pasaban las horas, una vez en Sant Joan y viendo como el agua seguía haciendo acto de presencia en Sant Joan y Planoles fuimos mas conscientes que la decisión de neutralizar la carrera fue la correcta.

De la experiencia nos llevamos un buen entreno en montaña y sobretodo un fantástico paisaje y entorno de alta montaña, aunque no pudimos disfrutarlo del todo por el mal tiempo.

Al final conseguimos la camiseta de semi-finisher trail Emmona.

IMG_20150702_204029

Maratón de Montaña de la Vall de Lord (Port del comte)

¡Estamos de vuelta!

Pues si, más de 4 meses sin señales de vida en la red.  Los motivos son múltiples: lesiones, enfermedades, parones en las competiciones,  necesidad de descansar y otros temas nos han llevado  a hacer un prolongado parón en las grandes competiciones.

Esta larga pausa, no significa que hayamos dejado de entrenar, eso si, cada uno a su ritmo o motivación. Pero por fín, hemos vuelto a la acción y estamos compitiendo.

Poco más de tres meses nos queda para poder estar en la salida de la mítica Ultratrail del Montblanc, y tod@s los gargameles que competimos queremos llegar en un mínimo estado de forma que nos permita tomar la salida con alguna garantía de poder acabarla.

Este último mes recuperamos los entrenamientos exigentes: varios días estuvimos corriendo por el Montseny o realizando largos entrenamientos por Collserola. Entrenamientos de todo tipo, largos, cortos, en subida, en plano, pero siempre adaptándonos a la disponibilidad de cada uno.

Tras los primeros duros entrenamientos por el Montseny decidimos empezar a competir en montaña, ya que es la forma de empezar a conseguir alcanzar un novel óptimo. Por mucho entrenar, las competiciones de resistencia en montaña siempre te ayudan a seguir más exigente. Así que, con lo “bien” que los pasamos el año pasado en Emmona, decidimos volver a apuntarnos.

La ultra trail de Emmona se celebra a mediados de junio, así que nos venía bien por calendario, repitiendo circuito pero ampliando distancia respecto al año pasado.

Para completar nuestro entrenamiento de montaña, por collerola y el Montseny, decidimos buscar una maratón de alta montaña.  Nos habían hablado muy bien de la Maratón de Montaña de la Vall de Lord por la zona de la estación de ski del Port del Comte, así que uno tras otro nos fuimos apuntando.

Por la información que había publicada en su web intuíamos que iba a ser una maratón muy dura. Necesitaríamos más de 8 horas para poder superar los 42 km y más de 3.000 metros de desnivel positivos, por montañas que superaban los 2.400 metros de altitud.

La gran duda era nuestro estado de forma, que era bastante mediocre, y des de noviembre del año pasado que no nos enfrentábamos a una prueba tan dura.

Empezamos a sufrir de buena mañana, ya que la lejanía del punto de salida de la Maratón, en el pueblo de la Coma i la Pedra, a más de 2 horas en coche de Barcelona, nos hizo pegarnos un gran madrugón.

En esta maratón teniamos una nueva motivación: estrenar nuestra nueva equipación

camiseta

Llegamos con el tiempo justo para recoger el dorsal, dejar la mochila y tomar el camino hacía el punto de salida, ya que la salida era a las 8 de la mañana. Apenas  eramos poco más de 60 corredores los que tomábamos la salida, entre ellos los siguientes gargameles: Dina, Sònia, Carles, Angel y Guillermo, con la ausencia de unos de los nuevos fichajes: Isaak, que al final tuvo que trabajar.

Foto segundos antes de la salida 

IMG-20150516-WA0004

Video de la salida

Como ya preveíamos una salida tranquila, ocupando los últimos puestos y a escasos metros del corredor escoba. Los primeros kilómetros transcurrieron por sendas y corrioles con poco desnivel, que nos permitieron coger un ritmo de crucero. Desde los primeros metros nos distanciamos de Carles y Dina, que se tomaron la carrera con mucha más tranquilidad. Sobre el km 4 iniciamos la ascensión hasta la estación de ski del Port del Compte donde se ubicaba el primer control: Refugio de Bages en el 9 km.

Corriol que ascendía hacia el Refugio de Bages en la estación del Port del Comte

subiendo_desde_estacion_ski

Video de la ascensión al refugio de Bages

 Breve descanso para cargar agua en el refugio de Bages, donde cruzamos la pista de ski y iniciamos un duro ascenso siguiendo el remontador de la empinada pista principal. Kilómetros de dura ascensión por en medio de la pista de ski, que estaba cubierta de una ligera alfombra verde. vistas_vall_de_lordPese al esfuerzo, llevamos un buen ritmo de ascensión, aunque somos conscientes que si conseguimos acabar será en más de 8 horas. Este tramo es uno de los más duros, no sólo por la ascensión, sino por la altitud y el fuerte viento que empieza a hacer mella en el cuerpo. No dudamos en abrigarnos y ponernos la membrana para protegernos del fuerte viento.

En el control de la Bòfia, nos comunican que vamos 10 minutos por encima del tiempo de corte. No nos volvemos locos y seguimos a nuestro ritmo disfrutando del fantástico paisaje de alta montaña

cumbre masl alta_viento

Durante bastantes kilómetros corremos por encima de los 2000 metros de altitud, llegando a los 2.388 metres (Pedró dels Quatre Batlles).

Siguientes control sobre el kilómetro 24, en Estivella, donde ya nos vuelven a comunicar que estamos por encima del tiempo de control y nos anuncian que seguramente tendremos que abandonar en el siguiente control.

Este tramo es un rápido descenso inicial, que se va complicando, por la gran cantidad de piedra. Un descenso muy peligroso, donde hay que fijar al vista en el suelo para evitar los tropiezos con la gran cantidad de piedra acumulada.

IMG-20150516-WA0003Durante el peligroso descenso de poco más de 4 kilómetros nos  agrupamos tod@s los corredores del vagón de cola y llegamos casi en pelotón al control del Coll del Port (km 27). Es en este control, donde nos invitan a abandonar la carrera, comunicandonos que si seguimos es bajo nuestra responsabilidad. Aún así los tres gargameles, junto a 2 chicas más, decidimos continuar, pese a la posibilidad que empiezen a sacar los marcajes del recorrido.

Iniciativa no nos falta. Así que a acabar la maratón.

Son unos 15 kilómetros de recorrido, donde los últimos 5 kilómetros son de bajada hacia la meta. tomamos la decisión en parte gracias a que llevamos cargado el track en los GPS. Si retiran el marcaje podremos recurrir al GPS de montaña

Reiniciamos la marcha y a los pocos kilómetros nos adelanta el corredor escoba, que también ha decidido continuar y acabar la maratón. Conversamos con el y nos comunica que nuestros compañeros Dina y Carles abandonaron en el kilómetro 20.

Compartimos poco más de 2 kilómetros, ya que el lleva una marcha más fuerte y seguimos los 5 hacia adelante.

Sobre el kilómetro 32 nos encontramos la temida pared vertical, que con las fuerzas al límite se le atragantan a más de uno. Nos lo tomamos con mucha calma, así que nos distanciamos de las dos trail runners que nos acompañan.

¡Impresionante pared vertical con más de 7 horas de carrera en las piernas!

kilometro  vertical

 Más de 1 hora para superar la pared vertical, y es que el sobreesfuerzo hace mella en nuestro cuerpo. Descansamos lo que nos pide el cuerpo y finalmente conseguimos superar la pared vertical. Ya nos quedan sólo algo más de 6 kilómetros de bajada, des  del último control. Todo un detalle de la organización, que pese a ir fuera de control, nos estuvieran esperando con alguna provisión: ¡Chapeau Besttrail!

A llanear 6 kilómetros donde conseguimos acelerar el ritmo y dar caza a una de la chicas que nos acompañó en la aventura final. últimos kilómetros accidentados con alguna caída, provocada por el terreno, pero también por las ganas de llegar a meta.

Subidón final, al ver que después de tantas horas y de tomar al decisión de continuar conseguimos acabar la maratón. Otra más al saco y un gran entreno físico y mental de cara a lo que nos espera en emmona y Montblanc.

2ª edición de la Ultratrail Collserola 2014. Repetimos la aventura en territorio conocido.

La ultratrail de Collserola es, sin duda alguna, una de las competiciones en las que más nos gusta participar. Uno de los motivos principales es el espacio por donde transcurre: Collserola, nuestra zona de entrenamiento. Así que, no nos perdimos la segunda edición que este año había ampliado los kilómetros (80 km).

Cerca de 11 eramos los que inicialmente íbamos a participar en la ultra, pero las lesiones en unos casos y la baja forma en otras hizo que nos presentarnos 9 gargameles en la linea de meta: Sònia, Dina, Angel, Carles, Pepe, Pedro, Sergio, Toni y Guillermo.

Este año la salida tenía lugar desde Esplugas, a donde nos traslado el gran Antonio.

¡Gracias otra vez más Antonio por acompañarnos en otra aventura!

Con Antonio y el Abuelo runner en el momento de dejar las bolsas

conabuelorunner

Ya con todo el equipo preparado nos encontramos con Angel Chamero y Toni.

gargameles_con_angel_chamero_ y toniVídeo mientras hacíamos cola para el control del material

Vídeo de la salida, cuyos primeros metros y últimos de carrera tramitaban por un túnel 

Primeros kilómetros a ritmo tranquilo que sirvió para que nos dividiéramos en varios equipos. Por delante tiraron Angel, Dina y Carles, mientras el resto nos entreteniamos escuchando los primeros chistes del amigo Pedro.

El primer tapón, y único que nos encontramos en los 80km  se produjo en el corriol de subida que nos adentraba en el Parque de Collserola. Fueron apenas 5 minutos de parón.

Foto antes de la llegada al primer control en Santa Creu d’Olérdola

pasado_control_en la creu_de_olerdola

No fue necesario el frontal en los primeros kilómetros y en poco mas de 1 hora pasamos sin incidencias por el primer control en la Santa Creu d’Olèrdola. Después de una corta hidratación, reanudamos la marcha hacia el segundo control, del que nos separaban unos 15 kilómetros de pista en bajada y algún corriol de subida. Un terreno bastante favorable, donde nos divertimos jugando al escondite :))

A unos pocos kilómetros del control de Vallvidriera nos encontramos con Carles, que iba tocado del gemelo. Gracias al Radio Salil que le facilitamos conseguirá llegar al menos hasta Can Coll, donde los problemas físicos que arrastraba de la Maratón del Montseny le obligan a retirarse.

En el control de la Salut el Papiol

santa_amraEn el control de la Salut del Papiol nos hidratamos e ingerimos alguna caloría, ya que nos espera un tramo de más de 15 km hasta el control de Vallvidriera.

Pedro empieza a padecer problemas gastrointestinales que consigue superar gracias al Omeaprazol: Otro remedio que como el caso del Radio salil para los problemas muscurales, son mano de santo y te pueden salvar una carrera.

En este tramos ya vemos que el grupo de 4 llevamos ritmos diferentes, y poco antes del control de Vallvidriera, el grupo de 4  comienza a desmembrarse.

En el control de Vallvidriera nos volvemos a juntar y coincidimos unos minutos con Sergio que sigue su aventura en solitario  En Vallvidriera aprovechamos el “catering” para recargar las pilas a base de bikinis de jamón y queso y alguna que otra galleta o fruta.

Nuevamente en marcha a los pocos kilómetros, el grupo acaba de desmembrarse. Sònia y Guillermo llevan un marcha más larga que Pedro Y Jose.

Hasta Can Coll hay algunos tramos de bajadas técnicas donde hay que pisar con cuidado para evitar alguna caida o mala pisada que te arruine la carrera.

Tramo de algo más de 15 kilómetros hasta Can Coll donde nos encontramos nuevamente con Sergio y ante nuestra sorpresa con Angel y Dina. Esta última decide abandonar por problemas en su rodilla, mientras Ángel y Sergio deciden continuar con nosotros. Así que de Can Coll salimos juntos un grupo de 4 gargameles: Sònia, Àngel, Sergio y Guillermo.

Sònia animada por la posibilidad de poder hacer podium femenino en su categoría nos incrementa el ritmo, y comenzamos a pasar a bastantes corredores, aunque Sergio sufre una pájara y se queda rezagado.

Avanzamos a buen ritmo poniendo una velocidad de crucero, excepto en los tramos de subida donde decidimos reservar fuerzas. Las posibilidades de que Sònia consiga una buena posición en su categoría nos hace acelerar el ritmo cuando adelantamos a una corredora, de nombre Montse, creo recordar. Consciente de que estaba en una buena posición “Montse” acelera el ritmo cuando se ve sobrepasada por Sònia. Lo que había sido una ultra tranquila, empieza a convertirse en una lucha por a clasificación femenina. Durante más de 10 kilómetros, incrementamos el ritmo para poder alcanzar nuevamente a Montse, que no se da por vencida y nos vuelve a superar en varias ocasiones.

Las fuerzas van al límite y este incremento de ritmo nos puede pasar factura en los kilómetros finales. Así que ralentizamos el ritmo y dejamos que Montse se nos escape.

Los últimos kilómetros hasta el control del Portal de Valldaura (66 km de carrera), son habituales de nuestros entrenamientos por la zona. ¡Cuantas fotos nos hemos hecho desde el puente de Can Valldaura!

Parada corta en el control de Valldaura, lo suficiente para tomar algo de líquido para afrontar la subida al turó de la Margerola.

VIDEO DE UN TRAMO DE LA SUBIDA A LA MARGEROLA CON BANDA SONORA INCLUIDA

En el tramo final de la subida a la Margerola, sònia tuvo una grata sorpresa con el encuentro inesperado de parte de su familia. Reportaje fotográfico de rigor que aprovecha Sergio, el niño, para alcanzarnos en pleno Turó de la Margerola. ¡Ya volvemos a ser cuatro!

Foto del reencuentro con Sergio (el niño) en el Turó de la Margerola

margerola

Apenas cinco minutos de descanso para iniciar un corto tramo de descenso y encarar la corta pero exigente subida del Pas del Rei, hacía la Font Groga.. Vamos en grupo aunque en el tramo de la font groga Ángel y Guillermo se despegan del grupo, aprovechando el rápido y técnico descenso final desde el corriol de la Budallera hasta el último control en el Merendero de Vallvidriera.

Llegamos todo juntos al último control en Santa Maria de Vallvidriera (km 72) ya sólo nos quedan 8 kilómetros para a meta. Esto está hecho, así que nos lo tomamos con tranquilidad y devoramos los últimos bikinis de jamón y queso mientras preparamos los frontales. Empieza a anochecer.

Detalle de la organización de obsequiarnos con un bombón de chocolate que devoramos, junto a los trozos de tarta casera que Sònia virla de la Carpa de los servicios médicos

Mientras nos recreábamos deborando la tarta, Sergio aprovecha para abandonarnos y salir escopeteado hacia la meta. Salimos tranquilos, subiendo hacia el barrio de
Vallvidriera para enlazar con un tramo de la carretera de las Aigües. Pese a incrementar el ritmo de carrera, no conseguimos alcanzar a Sergio.

La inesperada subida a la Torre de Sant Pere Mártir no hace reducir el ritmo y encarar con mucha tranquilidad el descenso por un corriol muy técnico y peligroso hacia nuevamente la carretera de las Aigües.

Ya en Esplugues, callejeamos unos 2 kilómetros hacia la meta, que se nos hacen eternos, hasta que vemos el arco de meta y escuchamos los aplausos de la gente.

VIDEO DE LA LLEGADA 

Finishers de la 2ª edición de la ültratrail Collserola en 11 horas y 42 minutos. Otra ultra en el bolsillo. Ahora tocaba celebración pero antes esperar la llegada de los tres gargameles que aun quedaban en carrera.

Tras 12 horas y 50 minutos atravesaron la meta Pedro y Jose, muy contentos, sobre todo Pedro, que pese a las dudas iniciales y el sufrimiento en carrera, consiguió acabar con éxito su primera ultramaratón.

Finalmente, después de algo más de 13 horas y 30 minutos llegó a meta el último gargamel, Toni que consiguió completar su segunda Ultramaratón de Collserola.

Foto de llegada con Toni,  último gargamel Finisher de la UTCollserola

en_lallegada_con_toni

Celebrando el éxito en nuestro local social (El Bar Mejía)

celenbrandolo

Como no todo va a ser correr, os dejo una foto de la última convención gargamel, en la que pese a no poder reunirnos toda la comunidad gargamel, pasamos un rato muy agradable en Casa Juaco.

2 encuentro gargamel

¡FELIZ NAVIDAD! Y EL QUE EL 2015 ESTÉ LLENO DE SALUD Y KILÓMETROS

Maratón de montaña del Montseny

Segunda ocasión en que nos enfrentábamos a esta dura maratón de Montaña. Transcurre por 3 de las montañas más características del parque natural del Montseny: Matagalls, Pis de les Agülles y el Turó de l’Home. Un paisaje fantástico y una organización de 10.

En esta ocasión nos habíamos apuntado 4 gargameles y alguno más que esperaba la llamada de la organización. Al final entre lesiones y bajas de ultima hora, sólo fuimos tres los que participamos (Sònia, Carles y Guillermo) Una tendinitis en la rodilla hizo que Dina renunciase a tomar la salida.

Madrugón rumbo a Sant Esteve de Palautordera. Después del café de rigor y un par de fotos, nos pusimos a la cola del pelotón en la salida.

Gran ambiente en la salida

IMG_20141109_075244

Vídeo de la salida

Fotos de los gargameles participantes antes de la salida

IMG_20141109_072831

IMG_20141109_075115

Tomamos la salida en el vagón de cola, aunque a los pocos metros Sònia, que venía con muchos kilómetros en la piernas,  decidió emprender la aventura en solitario. Mientras Carles y un servidor decidimos ser más reservones, a la espera de que llegasen los tramos de subida más exigentes.

Los primeros kilómetros los compartimos con Wilfredo, que no se pierde ninguna trail de montaña.

Sobre el kilómetro 10 se inicia la bajada hasta el punto de control del Hotel Sant Bernat, donde Guillermo se despegó definitivamente de Carles y Wilfredo.

Fantásticos los avituallamientos, donde no faltaba el pan de payés con embutido. A partir de Sant Bernat se inicia uno de los tramos más duros de la carrera: la dura y larga subida al  Matagalls. Más de una hora de subida, que gracias a los palos se hace menos complicado.

Vistas desde el exigen GR de subida al Matagalls 

IMG_20141109_133606

Foto llegando a la cima de la primera gran cima de la maratón: el Matagalls

IMG_20141109_113350

Coronado el Matagalls, se inicia una cómoda y rápida bajada hacia Sant Marçal. Buenas sensaciones en la subida al Matagalls me permitió apretar en las bajadas.  El año pasado llegue a la cima del Turó de l’home muy cargado de piernas y sufrí muchas rampas en la bajada.

La subida al Pic de les Agülles no es tan larga como la del Matagalls, pero con las fuerzas al límite se hace muy dura.

Coronado el pico de las agulles toca crestear en un suelo muy  rocoso. Muy complicado poder correr con tanta piedra. Pese a que el dia amenazaba frio, nos encontramos una cima con una temperatura muy agradable.

Guillermo en la Cima del Turó de L’Home

IMG_20141109_133434

La bajada del turó de l’home son aproximadamente 10 kilómetros, donde los 6 primeros son con mucha pendiente. En al bajada se recupera mucho tiempo, siempre y cuando  llegas bien de piernas a la Cima del Turó de l’Home.

El objetivo de la carrera era conseguir llegar en menos de 8 horas, y quitarnos la espina de la edición. Se nota todo la experiencia que hemos ido acumulando este año en las carreras de montaña en las que hemos participado

Al final, objetivo cumplido con creces, ya que incluso nos acercamos  las 7 horas. Felicidades a Sònia que concluyó la dura maratón de montaña con un fantástico crono. Como no a Carles que siendo su primera edición consiguió acabarla.

Foto de los gargameles finishers de la Marató del Montseny 2014

sonia llegando

guillermo montseny

Ya duchaditos y listos para la vuelta. En la cara se nos ve la felicidad del momento. Muy contentos de poder haber conseguido acabarla y haber podido disfrutar durante toda la carrera. El año que viene volveremos sin duda alguna 🙂

IMG_20141109_160353

Próxima parada ultratrail de Collserola…..

UltraPirineus 2014. Otra ultra al bolsillo gracias al Sapo Gigante

Salimos rumbo a Bagá cuatro unidades (esta vez Antonio, el jefe de logística) no pudo acompañarnos…. Dina, Sonia, Guillermo y Santi.

La verdad es que yo (como siempre) no las tenía todas conmigo los días previos no descanse lo suficiente ni cuide la dieta ni nada de nada, todo fue tocar la pandereta….pero hay estaba yo con una maleta de ropa y accesorios que parecía que viajaba a las antípodas con la intención de quedarme a vivir por allí.

Recogida de dorsal y camiseta en el pabellón más la bolsa de asistencia que después de valorar dejemos los cuatro en el km 70.cena ligera en el albergue y a dormir a eso de las once….

IMG_20140919_204614Santiago no te hagas el loco que son las cinco de la mañana y tienes que levantarte para dar una vuelta por los pirineos. …mientras los demás desayunaban como si el mundo acabara, este alma en pena se tomaría un chorrito de café y un mini croisan que no duraría en mi estómago más que el tiempo de salir al parquing…¿nervios? Pues parece que si….

Bagá está a tope de coches y nos cuesta dejar el vehículo en un sitio cerca de meta nos encontramos a Carles y familia que se disponía a correr solo el itinerario de la cavalls de Vent (bravísimo) y algunas caras conocidas de este mundillo de locos.

IMG_20140920_063520
Las siete am. A correr!

vídeo salida ultratrail



A dina solo la vi en la salida y en la llegada menuda crack me saco unas 8 horas y estaba enterita y más feliz que una lombriz mientras tanto los tres restantes íbamos a buen ritmo y buen humor llegando al cp1rebost con tiempo ganado al cierre de control….

DSCF1790

 

DSCF1791

 

 

 

 

 

DSCF1800

DSCF1789

 

 

 

 

 

Seguimos avanzando una vez superado el Rebost rumbo al Pic de l’Aliga  cp2

La subida al Niu del aliga ya la conocíamos ya que en julio hicimos cavalls del vent y siendo terrible su ascensión me pareció menos esta vez, aunque el frío en la cima era el mismo obligándome a usar la chaqueta. Aquí también quitemos minutos ventaja al control.

Video subiendo hacia el Pic de l’Aliga 


Ahora toca bajar a plans cp3 y su km 27 donde el tío Guillermo, va más rápido de la cuenta (según mi gusto) jojojo pasamos este control donde los abandonos se hacían al por mayor

IMG-20140926-WA0002Seguimos dirección bellver donde coincidimos con el tío Carles que al igual que nosotros de le ve bien de fuerzas.

IMG-20140922-WA0003

Vídeo descendiendo hacia Bellver de Cerdenya

 

A falta de tres km para el cp4 me dio por correr como si me persiguiera la parca y es que un “voluntario” me dijo que solo quedaba kilómetro y medio y yo como un primo a gastar fuerzas. Control de material (chaqueta y teléfono ) en este punto además de los abandonos también algún descalificado por material…

IMG-20140920-WA0001

Con un plato de pasta y algo de fruta salimos de Bellver con un calor de tres mil pares de huevos nos esperaba el Pendis y sus 1750 metros seguir subiendo a 2350 para luego “bajar”.
A Prat cp6 donde a falta de 5 km Guillermo empezó a tener molestias estomacales que al final lo mandarían al listado de abandonos, que según el consejo del médico y de Sonia y mío, fue una decisión dura y generosa.

IMG-20140926-WA0000
Nos despedimos de Prats y de Guillermo para encarar una subida de piedras sueltas que tiene tela subiendo 800 metros positivos y llegar a la cima de 2400 a partir de ahí una bajada interminable a Gasol después de el contratiempo del licenciado perdimos parte del colchón de tiempo a nuestro favor así que tuvimos que correr bastante rato…. Sonia iba fenomenal y yo también…. Quizás demasiado bien .

La cuestión es que llegando al cp. 7 de Gosol tenía náuseas y algo de molestias en los pies como si tuvieran piedrecillas el calzado. Este punto era el de la bolsa auxiliar de la cual solo utilice la vaselina y un paquete de pilas alcalinas pasando de cambiar calcetines ni zapas. No como Sonia que lo hizo anteriormente y también en este punto.
Llegaría a saldes (km 80)?
Cada vez estaba peor no hacía calor pero yo sudaba como el que tiene fiebre, todo me molestaba la chaqueta el frontal el buff .Creo que tanto isotónico mangurrino, ibuprofeno y demás guarrerias en forma de gel (pasta y bocadillos).
Sonia intentaba darme ánimos ( a los que yo respondía con palabra soez y malsonante) jajaja.
Lo que tuvo que aguantar en ese tramo (gracias, Sonia) así que en un momento dado vomite quedándome como nuevo para llegar con ánimo al 80 en saldes.

A partir de ahí control cada cinco km y piensas… mira que bien casi que no cargo de agua total…. Según Sonia nos quedaban dos “piquitos” … los cojones!! Vaya manera de sufrir los cinco kilómetros parecían 15 jijiji y según el chaval canario que nos acompañaba a tramos el segundo “piquito” era mucho peor….
A todo esto en mis pies la sensación de piedrecillas era ya más que sensación, pero el cp9 de la vena y sus 85km aliviaban la situación.
Nos vamos al 90 y de nuevo toca bajar a buen ritmo hasta el cp10 Ventas del Cadi, donde aterrizamos sin novedad. Salimos de aquí con la incertidumbre de si llegaríamos, pues aunque el compi canario lo tenía claro no tanto nosotros.

La siguiente subida también la conocemos de cavalls. Así que no sé de donde saco fuerzas para subir a toda ostia por la zona de riachuelo, hasta el refugio de sant jordi,  donde los pies (que no el resto de mi cuerpo) dijeron basta…

Solo me quedan entre pitos y flautas diez km,  aunque tenga que ponerme las trabuco en las manos para hacer la vertical, llegaré.  Aún quedaba desde Sant Jordi una subida a Greixer mas que simpática. Asi que apretando dientes por fin arriba!!

El resto hasta la meta fue un rosario de lamentos… casi no podía andar ante la risa floja de Sonia que sabía que (ahora si) la teníamos en el bolsillo!!

Video Llegada a meta


Cruzando el arco de meta superdina y el licenciado ya recuperado nos esperaban para sin mas regresar a bcn a preparar la siguiente.

Pd
Saludos al sapo del albergue que siempre confió en mí
Aun estando gordo como una perra!!! jojojo

IMG-20140926-WA0006

Y ya recuperados no nos podíamos perder una clásica como la Curs ade la Mercè, donde coincidimos muchos gargameles.
IMG_20140928_092310

Maratón de Montaña de Berga: preparando la UltraPirineus

Después del parón veraniego,  a finales de agosto iniciamos los entrenamientos  por Collserola preparando la Ultra Pirineus.

En uno de los entrenamientos tuvimos el placer de compartir kilómetros, y hidratación  con nuestro amigo Rafael “abuelo Runner”, un crack en la montaña y fuera de ella.

COPAZO

En total unos 30 km y unos cuantos litros de cerveza y vino por el camino

ABUELO TIBIDABO

IMG_20140824_112820

Buen paseo que nos dimos por Collserola, dando la vuelta por algunos de los GR más populares del Parque de Collserola.

IMG_20140824_105922

IMG_20140824_123439

Vídeo del entreno 

Maratón de montaña de Berga

Al final acompañamos a Sònia en su participación en la Maratón de Montaña de Berga, que era un oportunidad para hacer alta montaña y poder entrenar ante el gran reto que nos espera el fin de semana del 20 al 21 de septiembre en los Pirineus.

Que mejor que Sònia, para describirnos lo que vivimos en la durísima y exigente Maratón de Montaña de Berga.

Sabiendo a lo que íbamos por el perfil gráfico del recorrido y la dificultad de la limitación horaria para terminarla, nos hemos aventurado a ello y se ha hecho lo que se ha podido.
En Rasos de Peguera, que ya teníamos en el saco lo más DURO en 30 km, nos han obligado a entregar dorsales y dejarlo allí. Normas de la casa, muy estrictos en los controles de paso.
Una lástima porque l@s tres estábamos muy bien, podíamos haberla acabado perfectamente con más tiempo, cosa que ni hemos intentado ya que la organización había empezado a sacar las señalizaciones que nos indicaban cómo bajar hacia Berga, allí ya corría todo a cuenta nuestra y no quisimos adentrarnos al bosque sin saber por dónde tirar.
Queda demostrado que es una carrera muy exigente, muy recia para poderla hacer en menos de 8h para nuestro nivel de entreno y el ritmo que tenemos.
Satisfech@s por haber llegado enter@s hasta donde nos han permitido.
Buen entreno para la Ultra Pirineus por esas magníficas tierras, espectaculares vistas y brutal el circuito hecho.
L@s de Mountain Runners del Berguedà realmente quieren marcar la diferencia con otras carreras, (nos lo han dicho claramente) quieren que se corra en todo momento, sin bajar a trote, ni medio andando en subidas, etc..,que sólo lo consigan los más preparados. Son conscientes de que si alargaran el tiempo para acabarla se apuntaría más gente pero no quieren hacerlo. Es su criterio.

Buena experiencia, aunque con ganas de haberla podido terminar.

Foto en la salida, donde sólo éramos 200 y por la calidad de los corredores ya intuíamos que iba ser una carrera muy dura…

DSCF1774

 Nada más salir el camino empezaba a empinarse y hasta el coll de la Gallina pelada no paramos de subir por corrioles, algunos muy técnicos. IMG-20140907-WA0013

IMG-20140907-WA0002

IMG-20140907-WA0025

IMG-20140907-WA0005

IMG-20140907-WA0004

IMG-20140907-WA0021

Foto en el último control al que pudimos llegar, donde nos comunicaron que no podíamos continuar :(, ya que estábamos fuera de control.

IMG-20140907-WA0007

IMG-20140907-WA0028

Al menos tuvimos el placer de conocer a Núria Picas, que venía de ser segunda en la Ultra del Montblanc

IMG-20140907-WA0006


Algunos vídeos que grabamos en carrera.

Salida de la Maratón de Berga

Pasando el kilómetro 10 después de una dura subida. Pero todavía quedaba lo peor

Km 21 aproximadamente y seguimos subiendo…

Pròxima parada: Ultra Pirineus :)))

Ultra Cavalls del Vent en menos de 24 horas

La idea de realizar la travesía de la Cavalls del Vent surgió a raíz de no salir seleccionados en el sorteo para la ultraPirineus y que transcurre por el mismo parque natural que la Cavalls del Vent. Como en un principio no salimos seleccionados, decidimos correrla por nuestra cuenta, a través del pasaporte que organizan la red de refugios de la zona del parque del Cadí.

El objetivo era completar los casi 90 km de recorrido y más de 5.000 metros de desnivel en menos de 24 horas, y poder conseguir otros 3 puntos más para poder entrar en el sorteo de la ultra del Montblanc, el año que viene.

Mapa del itinerario de la Cavalls del Vent

mapa-iti-copia

La sorpresa vino, cuando nos llamaron de la lista de espera de la ultrapirineus, pero ya teníamos el pasaporte y el refugio pagado, así que a correrla. Realizar la cavalls del vent no serviría para reconocer parte del terreno por el que correremos a Finales de setiembre en la ultrapirineus.

La aventura comenzó el viernes por la tarde en la puerta del gym, donde una vez cargada la furgoneta con todo el material necesario para afrontar los 90 km de carrera, nos pusimos en marcha en dirección a el parque natural del Cadí.

En esta nueva aventura nos acompañaba una vez más, como asistente, nuestro amigo Antonio, quien sin su ayuda y asistencia durante el recorrido no hubiéramos podido conseguir el objetivo de ser finishers de la cavallsdelvent

Foto antes de iniciar la marcha, con todo el material preparado

IMG_20140718_170707

Parada para merendar poco antes de llegar a Bagà y así probar la famosa tortilla de Antonio. ¡Que rica!

IMG_20140718_184332

IMG_20140718_183959

Sobre las 7 de la tarde ya estábamos instalados en el refugio del Rebost, y a las 8 ya estábamos cenando.

Foto en el refugio del Rebost en Bagà

cenando

Vídeo cenando en el refufgio del Rebost

A las 5 de la mañana sonó el despertador; después de una ducha de agua fría y un pequeño desayuno comenzamos a preparar todo el material. Al salir del refugio nos llevamos la sorpresa de que estaba lloviendo. Decidimos esperar unos minutos dentro de la furgoneta para que amainase la tormenta, pero los relámpagos anunciaban que la tormenta iba a durar.

Vídeo esperando que amainase la lluvia

La lluvia nos acompañó casi toda la subida hasta el siguiente refugio del Niu  de l’Aliga   ubicado en la estación de esquí de la Molina. Tramo duro no sólo por la lluvia sino por el fuerte viento que hacía muy difícil avanzar en algunos tramos de subida.

subiendo

Pese al viento y la lluvia pudimos recrearnos con el fantástico paisaje de alta montaña e incluso ver parte de la fauna que habita, ya que se nos cruzaron varios “isards”.

Fotos en la cima del Níu de l’Àliga

niu_del'aliga

DSCF1756

DSCF1760

DSCF1757

Parada técnica en el refugio del niu de l’àliga para comer algo, tomar un café y en menos de 30 minutos ya estábamos de nuevo en el camino que nos llevaría hasta el siguiente refugio, el  Serrat de les Esposes, donde Antonio nos esperaría con la mesa puesta para comer.

Vídeo grabado en el primer tramo de ascensión

Parte de este tramo transcurre a más de 2.000 metros, con el problema del fuerte viento que en ocasiones nos daba de cara y nos impedía poder avanzar sin problemas.

DSCF1769

En este tramo sobrepasamos a dos peregrinos que están haciendo el camino vestidos de Almogavars,

almogabers

Video llegando al segundo refugio: el Serrat de les Esposes

Sobre las 12 horas llegamos al segundo refugio, donde no debería estar esperando Antonio para comer todos juntos. Sin embargo, había salido en nuestra búsqueda y no nos habíamos encontrado por el camino. Esperando que llegara, para comer todo juntos, aprovechamos para descansar y tomar el sol

esperando_antonio

Después de más de 1 hora de descanso y con la panza bien llena retomamos el camino hacia la siguiente parada: el refugio dels Cortals de L’Ingla

Foto antes de reanudar la marcha

saliendo_despues_decomerReanudamos la marcha en dirección al siguiente refugio, acercándonos a los 30 kilómetros de carrera, donde la mayoría de tramos fueron de ascensión y con algunos tramos de descenso por corrioles donde se hacía muy difícil poder correr.

En el tramo entre los refugios del Serrat de les Esposes y Cortals de l’Ingla hubo un tramo en que perdimos las marcas naranjas que nos indicaban el camino correcto. era un tramo con bastante bosque paralelo a la pista que llevaba al refugio. La desorientación nos hizo subir hasta una cima de un pico, donde un excursionista nos indicó el camino correcto.

Ya en la ruta correcta, pasamos por una zona con bastantes fuentes, donde no dudamos en refrescarnos.

Fuente de la Font Freda

DSCF1766

En el refugio de Cortals de l’Ingla nos esperaba Antonio con la furgoneta, para poder avituallarnos después de un duro tramo final de ascensión hasta el refugio. Poco más de 20 minutos de descanso para reanudar la marcha hacia el cuarto refugio: Prats d’aguiló rumbo a las cadenas de montaña del macizo del Pedraforca.

 pedraforca

Vídeo en el tramo que nos conducía hacia el refugio de Prats d’Aguiló

Ya en el Refugio de Prats d’Aguiló, las fuerzas empezaban a decaer. Llevábamos la mitad del recorrido (42 km) y habíamos realizado algunos de los tramos de ascensión más duros. En el refugio, pequeño refrigerio charlando con al gente del refugio, que nos informaron de los tramos que nos quedaban por completar. Llevábamos muy buen ritmo y estábamos por encima de las previsiones del crono más favorables, pero sabíamos que durante la noche perderíamos mucho tiempo.

Salimos del refugio con la vista puesta en la cima montañosa que teníamos que subir, una pared de 400 metros de ascensión para coronar la cima a 2.450 metros (Pas dels Gosolans). Con las fuerzas al límite, se nos hace dura la ascensión, y tardamos más de 1 hora en completarla. Ya en la cima, nos tomamos un breve descanso para iniciar el descenso hacia la pista que nos llevará al siguiente refugio (Lluis Estasen).

En la pista que conducía a Lluís estassen nos encontramos con Antonio que había acudido a nuestro encuentro. Tramo de pista en descenso propicia para correr, aunque el cuerpo ya castigado no tenía muchas ganas de correr.

Vídeo grabado en la pista que conducía al refugio de Lluís Estassen. 

A pocos metros del refugio de Lluís Estassen, decidimos hacer una nueva parada técnica para comer y cambiarnos de ropa y poder afrontar en mejores condiciones la dura noche que nos esperaba.

Poco más de 45 minutos de descanso, y nuevamente tomamos el camino hacia el refugio de Lluís Estassen donde paramos lo suficiente para sellar el pasaporte y reanudar la marcha.

La siguiente parada era el refugio del Gresolet. Tramo corto de apenas 3 kilómetros pero que se nos hizo eterno, por la dificultad de poder avanzar de noche por un corriol bastante técnico.

Ya sabíamos la dificultad para avanzar de noche, pero se hacía difícil encontrar las señales y el cansancio tampoco ayudaba.

Sellamos el pasaporte en el Grasolet, donde perdimos bastante tiempo buscando la ruta correcta. finalmente encontramos el camino a seguir e iniciamos la ascensión por la zona del empedrat. Zona muy complicada con mucha piedra y sobretodo zonas de ríos donde se hacía muy complicado pasar de noche.

El tramo del empedrat se nos hizo bastante duro y llegamos a la pista del coll de la Bena. Tramo en descenso que nos ayudó recuperar parte de las fuerzas perdidas en la ascensión del empedrat. Llevábamos más de 16 horas de carrera y pese a que apenas nos quedaban 25 kilómetros, la noche y la fatiga nos impedía avanzar al ritmo deseado.

Complicado avanzar de noche por los corrioles, no sólo por los obstáculos de piedra y vegetación sino también por la fauna con la que íbamos tropezando en el camino.

macroaraña

DSCF1771

Como era necesario un avituallamiento, para reponer fuerzas antes de completar los 90 kilómetros, decidimos situar un punto de encuentro con Antonio antes del Refugio de Sant Jordi, último sello que nos faltaba para completar los 8 refugios. Quedamos con Antonio en la pista que llevaba a Can Cerdanyola la zona con menos altitud del recorrido y donde podía llegar con la furgoneta.

Apenas 2 kilómetros para llegar al refugio de Sant Jordi, complicado el camino y difícil encontrar las señales que indican la ruta correcta. Vamos perdiendo mucho tiempo porque se hace difícil avanzar de noche. Contábamos con ese problema, pero no con la dificultad de orientarnos por la noche. La poca señalización del tramo final hacia el Rebost nos hace equivocarnos más de una vez y perdemos todo el tiempo que habíamos ganado en los tramos iniciales.

En más de 1 ocasión se hace necesario parar para comprobar en el mapa que vamos por la ruta correcta. Tras superar el último Refugio conseguimos finalizar el tramo final hasta el lugar de salida, donde antonio nos recoge con la furgoneta. Son las 6 de la mañana, 23 horas y media de carrera,  cuando conseguimos completar la ruta Cavalls del Vent en menos de 24 horas.

Contentos por completar el objetivo de ser finishers de la Ultra Cavalls del Vent. Cansados por el esfuerzo pero sobretodo por lo difícil que se nos hizo poder avanzar por la noche.

Ahora toca descansar y desconectar durante las vacaciones para volver con las pilas cargadas.

pedraforca

Nos vemos a la vuelta. Ahora toca desconectar, descansar y cargar las pilas para los nuevos retos que nos esperan.